Seleccionar página

LA SALUD DEL BEBÉ INICIA ANTES DE LA CONCEPCIÓN

¿Alguna vez has pensado que una parte importante de la salud que hoy tienes se construyó desde antes de tu concepción? Por ejemplo, el consumo de vitamina D de una madre podría influenciar el desarrollo de osteoporosis en la vida adulta de sus hijos. De la misma manera, los niveles de estrés de una mamá embarazada podrían ser un factor disparador del Trastorno de Déficit de Atención, así como podrían aumentar la probabilidad de bajo peso al nacer; lo que, a su vez, aumenta el riesgo de diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Esto es porque el estado de salud general de la madre antes y durante del embarazo influye a lo largo de toda la vida de un ser humano.

Sin embargo, ¡no debes de alarmarte! Porque en el mismo sentido, tu salud puede influir directamente y de manera positiva a tu bebé, evitando que desarrolle enfermedades cardiacas, hipertensión, diabetes, discapacidades, problemas de aprendizaje o conducta, entre otros padecimientos. La nutrición y estilo de vida, antes y durante la gestación, contribuyen en gran parte al tamaño y peso de los pequeños. Las prácticas del mindfulness (consciencia plena) y la Dieta Mediterránea disminuyen el riesgo de tener un bebé de bajo peso.

Por esa razón, si estás esperando un bebé o estás planeando embarazarte, es recomendable seguir un plan de alimentación balanceado a base de alimentos enteros, rico en fitonutrientes y fibra dietética, realizar actividad física moderada, evitar el alcohol y el tabaco, ventilar bien los espacios, disminuir los niveles de estrés y procurar un estilo de vida que promueva el bienestar de ambos.

 Te sugerimos consultar a tu Médico Materno Fetal, quién es el profesional indicado para esta etapa de tu vida y podrá decirte qué tipo de alimentos y vitaminas prenatales son ideales para prepararte para ser mamá. Él te asesorará sobre los cuidados que debes tener, si es aconsejable que tomes o quites algún medicamento y podrá resolver cualquier duda sobre cómo preparar tu cuerpo para este gran acontecimiento. Ante todo, podrá guiarte con las herramientas de diagnóstico que ofrece un Médico Materno Fetal.

DISMINUYE TUS LOS NIVELES DE ESTRÉS CON MINDFULNESS

La ansiedad afecta la fertilidad y el embarazo. Vivimos tiempos de mucho estrés y al saber que vas a ser mamá es posible que aparezcan más miedos e inseguridades. Además de trabajar por crear un entorno más sano para ti y tu bebé es posible actuar para promover un estado óptimo de salud a través de técnicas para disminuir la ansiedad.

Estos hábitos de mindfulness o “conciencia plena” los puedes practicar de forma muy sencilla durante el día y te ayudarán a relajarte:

 

  • Al caminar siente cómo tus pies tocan el piso desde el talón hasta la punta de los dedos, cómo se mueven tus piernas en sincronía y disfruta del movimiento.
  • Agenda dos alarmas al día para hacer un alto y concentrarte en tu respiración. Inhala profundamente por la nariz y contén el aire por dos segundos, después exhala lentamente por la boca durante cuatro segundos. Repite las veces que lo necesites para relajarte y si te distraes, no pasa nada, vuelve a comenzar.
  • Dedica 30 minutos a cada comida del día, para dar tiempo a que tu cerebro registre la saciedad. Mastica hasta triturar los alimentos. Identifica cada sabor y textura en tu boca; se consciente del acto de nutrirte y disfrútalo.
  • Al acostarte, siente cada parte de tu cuerpo en contacto con las sábanas. Si algún pendiente o idea viene a tu mente, escríbelos en una libreta que puedes guardar en tu mesa de noche para liberar tu mente.

 

EL MEDIO AMBIENTE Y LA SALUD DE TU BEBÉ

 ¿Sería posible tener una vida saludable sin un medio ambiente limpio? ¡Por supuesto que no! Por eso este es el tema de las actividades relativas al Día Mundial de la Salud 2022, bajo el lema Nuestro planeta, nuestra salud.

El Día Mundial de la Salud se celebra cada 7 de abril y este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) pondrá el foco internacional en la interconexión entre la salud planetaria y la salud personal. La intención es pedir a los ciudadanos, gobiernos y organizaciones que compartan historias de cómo cuidan del medio ambiente y la salud.

La toxicidad ambiental es consecuencia del efecto negativo de sustancias químicas o de ciertas actividades del ser humano tales como generar humo con incendios, quemar combustible en el auto, fumar tabaco y contaminar el agua con plástico, entre muchas otras. Los tóxicos artificiales son sustancias sintetizadas por el hombre con fines comerciales y son distintos a los venenos que generan ciertas plantas y animales, que también pueden intoxicar a los seres vivos.  No sólo tienen consecuencias negativas en el ser humano sino también en los animales, los insectos polinizadores e incluso aquellos microorganismos que mantienen a la tierra saludable y fructífera.

El tema de este año expone cómo la naturaleza y los seres humanos estamos interrelacionados. Un ejemplo de ello es el uso de insecticidas, herbicidas y productos agrícolas similares elaborados a base de sustancias químicas sintéticas. Se emplean con la idea de controlar plagas y eliminar gérmenes en los cultivos, pero realmente afectan el equilibrio del medio ambiente, contaminan el agua y el aire y hacen del suelo un lugar menos fértil.

Al consumir los alimentos contaminados, esos mismos químicos sintéticos se acumulan con el paso del tiempo en el organismo y pueden llegar a interferir con el sistema endocrino y afectar la salud de la madre y del bebé. De tal manera que es recomendable preferir alimentos orgánicos o que han sido producidos con técnicas sustentables que protegen la biodiversidad como la permacultura.

Finalmente, si vives en una zona donde hay una intensa actividad agrícola o estás expuesta a altos niveles de pesticidas y fertilizantes como los que se emplean en los campos de golf, no olvides mencionarlo a tu Médico Materno Fetal, quien podrá brindarte más información sobre el impacto de la contaminación ambiental en tu salud y la de tu bebé.

 UN HOGAR CON AIRE LIMPIO

La toxicidad ambiental se esconde en muchas partes y puede provocar en los bebés asma, alergias y deficiencias en el neurodesarrollo, entre muchas otras afecciones.

Por tal razón, un aspecto que puedes cuidar para crear un hogar sano es la forma en que lo limpias, pues incluso en los productos que utilizas puede haber tóxicos artificiales que pueden afectar a tu bebé. Así que es vital revisar las etiquetas y evitar ingredientes como ftalatos o ésteres de ftalato (que también se esconden en fragancias) y 2-butoxietanol o éter, entre otros. Lo mejor sería usar productos con ingredientes naturales y suspender el uso de aerosoles.

Dos acciones sencillas para evitar la contaminación ambiental en tu hogar son ventilar mientras haces limpieza y decorar con plantas que ayudan a filtrar el aire como la palmera china, lengua de vaca o tigre, palmera bambú o calatea. Cada planta limpia 100 metros cuadrados, pero si vives cerca de una avenida con altos niveles de tráfico vehicular, quizá desees invertir en comprar un purificador de aire.

HERRAMIENTAS DE DIAGNÓSTICO DURANTE EL EMBARAZO

Los primeros 1000 días después de la concepción forman un período muy sensible que puede definir la salud de un bebé; por esto su salud y la tuya dependen del seguimiento de varios estudios que tu Médico Materno Fetal puede aplicar.

 El primero es en el embarazo temprano, para obtener un pronóstico del embarazo, y luego siguen las ecografías correspondientes al primer, segundo y tercer trimestre, en las que se vigilan el desarrollo correcto del bebé, su bienestar, anatomía, el funcionamiento de la placenta, la exploración de órganos, el neurodesarrollo y la detección de algún síndrome o enfermedad congénita.

También ayudan a vigilar tus órganos y que no corras riesgo de preeclampsia, que es cuando sube tu presión arterial. Hacer los estudios de rutina, o cualquier otro necesario, te da tranquilidad y, por supuesto, multiplica tu emoción al ver cómo tu pequeño va creciendo. Tu Médico Materno Fetal te explicará cada increíble detalle de cómo se va desarrollando el extraordinario ser humano que llenará tus días de alegría.