Seleccionar página

¿Vas a ser mamá y no sabes si eres hipertensa?

Tu Médico Materno Fetal puede ayudarte

 46% DE LOS ADULTOS HIPERTENSOS NO SABEN QUE TIENEN ESTA CONDICIÓN

 Es sabido que la hipertensión arterial es un padecimiento grave y silencioso y que puede complicarse o dispararse durante el embarazo. Por tal razón, desde antes de embarazarte y durante la gestación es vital monitorear tu presión arterial, pues si ésta aumenta el corazón bombea sangre más allá de su capacidad y se esfuerza más por mucho tiempo. Esto puede provocar serios problemas como un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca o renal.

 APRENDE A MEDIR TU PRESIÓN ARTERIAL

DÍA MUNDIAL DE LA HIPERTENSIÓN

La Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud decidieron conmemorar como el Día Mundial de la Hipertensión el 17 de mayo. Esto surgió como consecuencia de la preocupación ante el hecho de que un billón de personas en el mundo tiene hipertensión, que es la mayor causa de enfermedades cardiovasculares y muerte prematura. Como esta condición pasa desapercibida, se resolvió enfatizar la importancia de medir la presión arterial de manera correcta, ya que es fundamental para el diagnóstico y tratamiento adecuado.

¿Cómo medir la presión arterial en casa?

  1. Sentada
  2. Espalda apoyada
  3. Vejiga vacía
  4. Apoyar pies
  5. Sin cruzar las piernas
  6. Apoyar el brazo sobre una mesa
  7. Colocar el brazo a la altura del corazón
  8. Sin conversar

 ¡Usa un baumanómetro debidamente calibrado y validado! Tomarte la presión arterial es una práctica diaria sencilla que puede brindar información oportuna sobre tu estado de salud para tomar decisiones pertinentes.

 PREECLAMPSIA: ¿CÓMO AFECTA TU SALUD Y LA DE TU BEBÉ?

La hipertensión provocada por el embarazo es conocida como preeclampsia, sucede comúnmente en la segunda mitad del embarazo o semana 20 y muchas veces no presenta síntomas en la mamá o en el bebé, pero puede ser fatal para ambos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 16% de las muertes maternas en el mundo son a causa de este padecimiento y suele confundirse con síntomas comunes del embarazo, como dolores de cabeza intensos, vista borrosa o pérdida temporal de la misma, náuseas, vómitos, dificultades para respirar, menor producción de orina, plaquetas bajas y alteraciones de la función hepática. Causa partos prematuros o que los bebés tengan menos oxígeno y nutrientes de los necesarios para crecer adecuadamente. Otra posible consecuencia es que se separe la placenta del útero antes de tiempo y eso también hace que los pequeños no crezcan lo debido.

Por todo lo anterior, es vital que acudas con tu Médico Materno Fetal para que te realice el estudio correspondiente al segundo semestre, donde se explora el flujo sanguíneo, entre muchos otros indicadores del sano desarrollo de tu hijo.

 DÍA MUNDIAL DE LA PREECLAMPSIA

¿CUÁLES SON LOS FACTORES DE RIESGO?

 De acuerdo con la OMS, el 2% de los embarazos en México sufren de preeclampsia, que es la primera causa de muerte materna. Al ser uno de los principales detonantes de parto prematuro, es la razón principal de complicaciones neurológicas, como parálisis cerebral infantil y otras alteraciones. Por estos factores, nuestro país siguió el ejemplo del Día Mundial de Preeclampsia, que se lleva a cabo el 22 de mayo y se declaró esta fecha como una conmemoración nacional, para fomentar el reconocimiento precoz de los síntomas e incentivar que las madres acudan a su Médico Materno Fetal.

Así mismo, es importante saber cuáles son los factores de riesgo y hablar sobre ellos desde el principio de tu embarazo, estos incluyen: obesidad, antecedentes de presión arterial alta, diabetes, enfermedad renal, edad mayor a 35 años, baja ingesta de calcio, antecedentes familiares de preeclampsia y auto-recetarse medicamentos y vitaminas.

¿CÓMO PREVENIR LA HIPERTENSIÓN Y LA PREECLAMPSIA?

Cuidar tu corazón es una gran manera de prevenir la hipertensión y la preeclampsia. Para lograrlo, la Organización Panamericana de la Salud recomienda los siguientes hábitos: reducir el consumo de sal, elegir una dieta saludable, limitar el consumo de alcohol, no fumar, mantener un peso sano y hacer ejercicio a diario.

Por otra parte, si estás embarazada, es vital seguir puntualmente las visitas a tu Médico Materno Fetal para que monitoree tu presión arterial y en caso de sospechar que sufres preeclampsia aplicará exámenes de función renal, de coagulación de sangre y una ecografía para checar la salud de tu bebé y el flujo sanguíneo de la placenta. En caso de que tu presión suba de los niveles recomendados, él podrá darte medicamentos o tomar otras medidas para velar por tu bienestar y la salud de tu bebé.